Cultura y memoria en tiempos de globalización

Tiempo de lectura: 7 minutos

MARCO TEORICO:

Como este proyecto investigativo se centra en la influencia de la Globalización sobre el sujeto individual y subjetivo. Analizar las categorías de: Cultura, identidad y memoria; Es primordial para el desarrollo de una postura critica que se pare dentro y fuera de la globalización. El fin consiste en descubrir las posibilidades de ser halladas en el yo subjetivo y colectivo. Los textos manejados en el estado del arte dan varios dotes de luz a la influencia y construcción de estas categorías en relación con la sociedad.

ESTADO DEL ARTE:

En el texto “La globalización: sus efectos y bondades”, Se descubre como uno de los defectos de la globalización, a nuestro parecer, es la pérdida de identidad que este acontecimiento con lleva. Gracias a que en el actual contexto la preocupación de los países “desarrollados”, al hacerse notar en muchos países las situaciones tan precarias en las que se encuentran; donde sus habitantes no poseen muchas cosa que serían esenciales para sobrevivir. Es aquí donde los países desarrollados entran a establecer unos acuerdos para brindar su colaboración, y que estos países se puedan desarrollar también, en donde este desarrollo va sustentado por medio de la economía, las nuevas tecnologías, el suplir necesidades básicas, fomentar una mejor educación para todos, etc.

Esto que proponen los países “desarrollados” es muy bueno, ayudar al desarrollo del planeta, hasta este instante podremos decir que la identidad de un país no sufre ningún riesgo. La pérdida de la identidad se empieza a dar cuando, estos países “desarrollados” quieren implementar o mejor dicho imponer su identidad, su cultura; ya sea por medio de la educación, los medios de comunicación o la idea que ellos nos ofrecen de lo que puede ser un país desarrollado poniéndose como un gran ejemplo a seguir. Hacen que los países no desarrollados se replanteen sus costumbres, tradiciones, etc. Y adopten las posturas que dichos países “desarrollados” le imponen.

A manera de ejemplo no lo hace notar Julián Ramiro Mateus y David William Brasset en su ensayo La globalización: sus efectos y bondades para ser más exactos en el capítulo cinco en el que hablan de la pérdida de identidad y valores,
donde nos dicen:

La hegemonía norteamericana en las industrias cinematográfica, comunicaciones, ciencias, tecnología y el comercio; hace que muchas de la poblaciones del mundo quieran asimilar American Way en sus costumbres y modo de vida, adaptándose a los “americanismos” en muchos de sus aspectos. (Meteus, Brasset; 73)

Los países menos desarrollados están tan plagados de muchas cosas de estos países “desarrollados”, que no saben ni lo que ellos mismos pueden crear por que estos países desarrollados lo imponen como lo único que es valido es lo que ellos producen y no lo que los países menos desarrollados pueden hacer. ¿Para que producir algo que ellos ya tienen a mejor costo?

Es aquí donde se empieza a notar la pérdida de identidad de los países, por querer parecerse a estos países “desarrollados” en muchos de sus aspectos, ya sean económicos, tecnológicos, industriales, etc. Se olvidan que detrás de ellos hay una historia, su propia historia, la cual dejan a un lado por querer ser un país desarrollado. Y para lograr este desarrollo piensan que deben adoptar todo lo que estos países desarrollados han hecho y se niegan a darse la oportunidad de crear para su contexto, bases para estructurar su desarrollo sin que esto conlleve a la pérdida de su identidad.

El articulo “Cultura, identidad y memoria” de Gibelrto Gimenez, por su parte nos abre un panorama bastante amplio en lo que respuesta a la articulación de los tres conceptos planteados en el titulo. En una primera parte el autor aclara como la cultura no depende ya del tipo de comportamientos presentes en una sociedad, sino de los significados que de una sociedad resultan.”En esta perspectiva podemos definirla como : la organización social de significados, interiorizados de modo relativamente estable por los sujetos en forma de esquemas o de representaciones compartidas, y objetivados en formas simbólicas, todo eUo en contextos históricamente específicos y socialmente estructurados” ; p2.La cultura como todo concepto donde se planteen formas subjetivas y generales es un problema de groso complejo. Aunque una cosa si que da clara y es que el sujeto depende de la cultura y viceversa.

El autor de este articulo aclara como los significados hacen de una cultura, valga la redundancia cultura. debido a la duración de estos en el tiempo y quienes los experimenten. Cuestión que claramente nos abre cierta luz en lo que concierne a nuestro objeto de investigación, que es la influencia de la globalización sobre lo cultural y a su vez la memoria.Por otro lado cabe reconocer como la cultura se encuentra en todo lugar y tipo formativo, ya sea a partir de las leyes, el desarrollo artístico e inclusive económico que aqueje a una comunidad independientemente del lugar donde esta se ubique.

En resumen:

La cultura nunca debe entenderse como un repertorio homogéneo, estático e inmodificable de significados. Por el contrario, puede tener a la vez “zonas de estabilidad y persistencia” y “zonas de movilidad” y cambio. Algunos de sus sectores pueden estar sometidos a fuerzas centrípetas que le confieran mayor solidez, vigor y vitalidad, mientras que otros sectores obedecen a tendencias centrífugas que los tornan, por ejemplo, más cambiantes y poco estables en las personas, inmotivados, contextualmente imitados y muy poco compartidos por la gente dentro de una sociedad.;(Gimenez4)

En orden de planteamientos el autor del articulo abarca el tema de la identidad. Esta se relaciona con la percepción que tenemos de nosotros mismos, lo que nos rodea y quienes nos rodean. Es en medio de estas percepciones que un sujeto identifica semejanzas y diferencias en relación con. Indudablemente nos sumergimos aquí en la identidad subjetiva y colectiva; La primera centrada en el yo que se construye y La segunda Indudablemente en la cultura. la relación general-singular surge cuando las diferencias y semejanzas se posicionan de forma tal que en un análisis o contracción social los significados marcan o develan colectividad. La Globalización es sin duda un golpe muy fuerte con la cultura es decir con la identidad, ya que en su pretensión de formar unidad excluye las cualidades de valorar la diferencia. Para los países en desarrollo indudablemente un sujeto puede tomar herramientas de la Globalización que le permitan enriquecer el yo, pero que cuando se posicionan de forma radical crean convicciones que muy probablemente excluyan o descarten los significados culturales heredados de generaciones anteriores.

Los “más-media” son en este punto las herramientas más poderosas de la globalización en su inclusión desmedida de sociedades. El conjunto que dividido en dos: los que se enriquecerán y los que serán pisoteados. Llevan con toda hacia adelante este ambicioso proyecto llamado globalización en el que ya nos encontramos. Proyecto en el que la única forma de obtener beneficios es estar bien informados.

Los estilos de vida se relacionan con las preferencias personales en materia de consumo. El presupuesto subyacente es el de que la enorme variedad y multiplicidad de productos promovidos por la publicidad y el marketing permiten a los individuos elegir dentro de una amplia oferta de estilos de vida.;(Gimenez;9)

Por tanto, también cabe imaginar una pedagogía cultural que encamine a los estratos populares “hacia una forma superior de cultura y concepción”, como decía Gramsci (1975:17), sin temor a lesionar las identidades subalternas. Hay que recordar que la pedagogía político-cultural de Gramsci no contempla la mera conservación de las subculturas folclóricas, sino su transformación en una gran cultura nacional popular de contenido crítico y univerzable (Gramsci, 1975:58). Para realizar esta tarea propugnaba algo no muy alejado de lo que hoy se llama promoción o gestión cultural: la fusión orgánica entre intelectuales y pueblo. ; (Gimenez:20)

Finalmente, el autor nos concluye con la categoría que recoge cultura e identidad, la memoria. De esta obtenemos un dato clave con el cual estamos de acuerdo para el desarrollo de este proyecto, en lo que respecta a la influencia de la globalización con el ser colectivo y subjetivo. Este dato consiste en reconocer la memoria, no como un algo lineal fiel a los hechos, si no como el centro de la construcción individual y colectiva. La memoria nos traslada a pensar el origen, a construir el ahora y a intuir el porvenir.

El término “ideación” es una categoría sociológica introducida por Durkheim/ y pretende subrayar el papel activo de la memoria en el sentido de que no se omita a registrar, a rememorar o a reproducir mecánicamente el pasado, sino que realiza un verdadero trabajo sobre el pasado, un trabajo de selección, de reconstrucción y, a veces, de transfiguración o de idealización (“cualquier tiempo pasado fue mejor”). La memoria no es sólo “representación”, sino construcción; no es sólo “memoria constituida”, sino también “memoria constituyente”. Al igual que la identidad, la memoria puede ser individual o colectiva, según que sus portadores o soportes subjetivos sean el individuo o una colectividad social.; (Gimenez;15)

Para terminar en lo que respecta a este articulo de forma muy breve solo queda decir que este Texto funciona al proyecto investigativo que aquí se pretende desarrollar como una fuente que permite ordenar la relación existente entre cultura, identidad y memoria.

Pero por otro lado encontramos las posturas como las que nos expone la recopilación de ensayos que nos presenta el autor Andreas Huyssen, aquí nos muestra como el tiempo tiene relevancia cuando pensamos procesos de expansión culturales, el texto esta escrito en los años 90, pero aun así presenta una vigencia notoria hasta nuestros días, ya que realiza una profunda investigación sobre la memoria en cuanto a la globalización.

En el momento en que se escriben estos ensayos, el contexto histórico da cuenta de hechos que son trascendentales para la humanidad, entre estos nos presenta la caída del muro de Berlin, entendiendo por esto, que en ese contexto el autor se pregunta igual que nosotros en la actualidad por las transformaciones que este tipo de hechos tienen para la humanidad, ya que estos hechos son los que dan evidencias coyunturales de las condiciones y el tiempo frente a estas mismas o similares condiciones en un contexto contemporáneo, entonces estos datos revelan el porque de las transformaciones sociales políticas y culturales debido a estos hechos.

Huyssen apunta hacia una interpretación en términos históricos y fenomenológicos de la reciente expansión de las culturas de la memoria en sus variados contextos nacionales o regionales. Pensando mas allá de las causas que esto trae en el entorno político, hoy en día debemos pensar es, como los hechos trascendentales como los tecnológicos, transmiten información y fijan una memoria de los hechos pasados y futuros.

Este es uno de los aspectos mas relevantes de nuestro análisis, sobre como la memoria que tenemos de los hechos pasados, referencia a un posible futuro de desigualdades, este análisis trata de sentar las bases en las que podemos plantear hoy un mundo contemporáneo en términos de relación global, en cuanto que se debe tener una postura critica de los hechos actuales (realidad), que serán pasado, (memoria) pero mas importante aun, serán las realidades que marcaran nuestro destino.

Referencias

Cultura, identidad y memoria de Gibelrto Gimenez. Artìculo Ebsco.
La globalización:sus efectos y bondades;JULIÁN RAMIRO MATEUS ,DAVID WILLIAM BRASSET .; http://www.fuac.edu.co/revista/M/cinco.pdf.

En busca del futuro perdido. Cultura y memoria en tiempos de globalización”, Andreas Huyssen, Mexico, 2002, FCE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.