Sinestesia: Los sentidos unidos de la mente

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Que es sinestesia?

La palabra “sinestesia”, al contrario que “anestesia” (ninguna sensación), se refiere a un fenómeno de “unión de sensaciones”. Esto se traduce en que algunas personas experimentan sentidos mezclados: por ejemplo, ver colores mientras escucha una canción o apreciar sabores cuando alguien le habla. Consiste en la mezcla de sensaciones confundidas entre si, y de éstas con sentimientos y sensaciones internas. También suelen definirse como un cruce de imágenes sensoriales. esta es una sinestesia clinica, y las variaciones entre las mezclas de estos sentidos pueden ser múltiples y solo un grupo reducido de personas experimenta este fenómeno, y mas aun, solo un pequeño grupo de personas se da cuenta de este, ya que para estas personas que experimentan estas curiosas percepciones, rara vez se dan cuentas de que están percibiendo algo que las personas del común no perciben.

La sinestesia también es llamada en una forma literaria, una forma retórica que, además de la mezcla de sensaciones auditivas, visuales, gustativas, olfativas y táctiles, asocia elementos procedentes de los sentidos físicos con sensaciones internas (sentimientos). Se le vincula con la metáfora, por lo que a veces recibe el nombre de metáfora sinestésica.

Una de las formas de las formas en las que se evidencia cuando una persona experimenta sinestesia es a través de la expresión artística

Algunos escritores fueron, o estuvieron interesados en este fenómeno, porque han expresado en sus obras una forma de sinestesia muy marcada en estas, Baudelaire, escribe un poema llamado “Correspondencias” en 1857 (Las flores del mal):

La Natura es un templo donde vividos pilares
Dejan, a veces, brotar confusas palabras;
El hombre pasa a través de bosques de símbolos
que lo observan con miradas familiares.

Como prolongados ecos que de lejos se confunden
En una tenebrosa y profunda unidad,
Vasta como la noche y como la claridad,
Los perfumes, los colores y los sonidos se responden.

Hay perfumes frescos como carnes de niños,
Suaves cual los oboes, verdes como las praderas,
Y otros, corrompidos, ricos y triunfantes,

Que tienen la expansión de cosas infinitas,
Como el ámbar, el almizcle, el benjuí y el incienso,
Que cantan los transportes del espíritu y de los sentidos

En la segunda estrofa el autor hace una representación de la que el sentido del olfato, la vista, y el oído se comunican uno con otro. en este sentido podríamos percibir una sinestesia clínica, igual que en el poema llamado “La cabellera” Fragmento (Las flores del mal):

Un puerto ruidoso en el que mi alma puede beber
A raudales el perfume, el sonido y el color;
En el que los navíos, deslizándose en el oro y en la seda,
Abren sus amplios brazos para abarcar la gloria
De un cielo puro en el que palpita el eterno calor.

En el poema “Una carroña” (Las flores del mal), tan solo el contraste del titulo y el contenido del poema invitan a una deducción, en la que el autor presenta dos clases de sinestesia clínica y literaria, en el que la esencia y los besos se presentan como sentido del gusto y la basura y lo descompuesto como lo que percibe con el sentido del olfato, expresando la sensación a la que el autor revela como amor.

y la mas horrible basura como el mas bello ángel, representando la pasión que percibe a mezclarlas.

—Y sin embargo, tú serás semejante a esa basura,
A esa horrible infección,
Estrella de mis ojos, sol de mi natura,
¡Tú, mi ángel y mi pasión!

¡Sí! así estarás, oh reina de las gracias,
Después de los últimos sacramentos,
Cuando vayas, bajo la hierba y las floraciones crasas,
A enmollecerte entre las osamentas.

¡Entonces, ¡oh mi belleza! Dile a la gusanera
Que te consumirán los besos,
Que yo he conservado la forma y la esencia divina
De mis amores descompuestos!

En conclusión, el estudio de cualquier percepción subjetiva en la que no se puedan diseñar mecanismos de comprobación, para verificar que realmente existen estos fenómenos en el autor, y se pueda entender porque lo que escribió es tan profundamente sensible, este fenómeno se debe observar como un momento de inspiración y creatividad, un don o lo que se quiera pensar, sin olvidar que en parte todos somos un poco sinestesicos en algún momento de nuestra vida, como cuando lloramos de la risa, reímos de la desgracia o saboreamos la victoria.

Supongo que los sinestésicos tienen la suerte de experimentar estas diversas sensaciones sin ni siquiera pensar en estas.

Referencias

  • Video, Redes TVE 2, 2002, Sinestesia – Los sentidos sin sentido
  • Video, Redes TVE 2, 2009, Flipar en colores
  • Dr. Hugo Heyrman, 2005, “Art and Synesthesia: in search of the synesthetic experience”
  • Charles Baudelaire, 1857, Las flores del mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.