Desde el motor inmovil de aristoteles

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las hechos nos muestran a través de la naturaleza como todas las cosas en el mundo son cambiantes, de esta visión Aristoteles determina la estructura de que como cambian, entonces poseen una estructura de acto y potencia. El cambio sólo puede darse a partir de algo que está en acto, así, dice Aristóteles: un cuerpo frío se calienta por la acción de otro cuerpo que ya está caliente, una cosa se mueve porque otra le impulsa a ello, aquella porque otra a su vez le otorga fuerza motriz, pero esta serie de movimientos no puede ser infinito, entonces debería existir un primer movimiento desde el cual se transmitió el primer impulso de energía a todas las otras cosas que dependen de este movimiento y primer movimiento ha de entenderse como un acto puro. Esto Aristoteles lo identifica como algo que no es del hombre, si no que es de carácter superior, entonces esta podría ser una demostración acerca de la existencia de Dios. El Primer motor o Dios no mueve a las cosas con causalidad eficiente, como por ejemplo cuando nosotros movemos una mesa empujándola, mueve más bien con causalidad final, terminando en Dios mismo.

Como los hechos cambian en la naturaleza, así mismo las ideas que se desprenden de esta. Tomas de Aquino lo considera en la Suma Teológica y allí plantea el problema teológico de la existencia de Dios, y posteriormente, al estudio del ser creado, pero al igual que Aristóteles, para Tomas de Aquino, la metafísica es la ciencia del “ente en cuanto ente” entonces esta es, la ciencia de las primeras causas y principios del ser. Para explicar determinadas cosas es necesaria la existencia de Dios, entonces propone dos tipos de demostración. La primera que se basa en la causa y discurre partiendo de lo que es absolutamente anterior hacia lo que es posterior. La segunda, que parte del efecto para conocer la causa. Así, entonces conocemos el efecto, y puesto que éste depende de la causa, dada la existencia el efecto, forzosamente le precede la causa. Esta última es la usada por Santo Tomás en las Vías para comprobar la existencia de Dios, además la necesidad de conciliar el aristotelismo con el cristianismo le llevará a introducir una nueva estructura metafísica.

Avanzando mas en el tiempo Descartes, considerado “Padre de la Modernidad”, definió con claridad el objetivo de los filósofos de su período histórico y propuso, la búsqueda de la certeza, y mediante sus meditaciones y su método intentó dar respuesta al escepticismo reinante. Su estrategia no fue el rechazo o la negación de la duda sino su aceptación hasta las últimas consecuencias. Es decir, utilizó la duda como método y sometió todo conocimiento a duda con el fin de encontrar una verdad de la que ya no pudiese dudar ni el más escéptico, así llegó a alcanzar ese famoso aforismo “Pienso, mientras, existo.” Descartes demostró la existencia de Dios como causa externa de la existencia de la idea de perfección en nuestra conciencia. Siendo nosotros imperfectos, porque dudamos, no puede nuestra idea de perfección provenir de nosotros. Entonces debe provenir de un ser que sea efectivamente perfecto, de Dios. Y si Dios es perfecto no puede ser engañador. También recurre al argumento ontológico de san Anselmo, sin nombrarlo explícitamente: “si suponemos un triángulo, es necesario que los tres ángulos sean iguales a dos rectos; pero nada veía que me asegurase que en el mundo hay triángulo alguno; en cambio, si volvía a examinar la idea que yo tenía de un ser perfecto, encontraba que la existencia está comprendida en ella del mismo modo que en la idea de un triángulo está comprendido el que sus ángulos sean iguales a dos rectos, o en la de una esfera el que todas sus partes sean igualmente distantes del centro, y hasta con más evidencia aún; y que, por consiguiente, tan cierto es por lo menos que Dios, que es ese ser perfecto, es o existe, como lo pueda ser una demostración de Geometría.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.