Crítica a la razón desde el surrealismo de Buñuel en Un perro andaluz

Tiempo de lectura: 7 minutos

Un perro andaluz es un corto de 16 minutos, escrito, dirigido e interpretado por Luis Buñuel en participación con Salvador Dalí. Este corto fue estrenado en 1929 con muy bajo presupuesto, representa el Surrealismo de Buñuel, teniendo un gran impacto en la historia del cine independiente por sus imágenes descarnadas, inesperadas y provocadoras, por sus saltos temporales, en sí, por la incoherencia e irracionalidad que su autor procuró manifestar, influenciado por las crecientes teorías del psicoanálisis de Freud y el surrealismo de Bretón.

Si bien, no hay una trama directriz en el corto, si no una serie de imágenes, que a primera vista resultan incoherentes y que de hecho lo son por su contenido que busca la menor racionalidad posible, cabe dar una interpretación, a riesgo de contradecir, procurando hacerla bajo los postulados ya mencionados del psicoanálisis y el surrealismo. Esto sin dejar de lado que el mismo Buñuel en entrevistas, contrariaba las posibles interpretaciones racionales que se pudieran hacer de su primera obra cinematográfica.

El surrealismo como ya se menciono en clases pasadas, tenía una gran influencia por las tesis psíquicas de Freud, donde se explora el carácter irracional de las conductas humanas. Dichas conductas parten de ciertos impulsos que se hospedan en lo que Freud denomina el inconsciente humano, y que se manifiestan a través de los sueños, las fantasías, la locura y los delirios.

Si bien la razón, para la época en que se originó la idea del corto, había mostrado ser más perjudicial para el hombre, debido a la primera guerra mundial y periodo conocido como entre guerras. Se puede interpretar que el surrealismo, y la apuesta de Buñuel, coincidían en una postura que iba en contracorriente a la condición racional del hombre en la que se había creído ciegamente. De esta forma, el corto, cargado de imágenes surrealistas, nos brinda elementos para entender la apuesta del autor, como una crítica estética, a los comportamientos establecidos desde los postulados de la razón.

De manera que aplicando el automatismo como medio para extraer expresiones desde el inconsciente, Buñuel en compañía de Dalí, aprovechan sus estados oníricos para extraer imágenes que serían proyectadas en el corto y que años antes, en el caso de Buñuel ya habían sido insinuadas en poemas como, pájaro de angustia y palacio de hielo.

Así el sueño de Buñuel, es acerca de una nube que corta la luna, quedando proyectada en el corto, en la imagen donde el actor protagonizado por el mismo Buñuel, corta el ojo de la mujer. Por su lado Dalí, sueña con la salida de hormigas de un orificio que tiene en su mano, esta imagen pertenece al hombre que se encuentra en la habitación con la mujer que lo auxilió de la caída de la bicicleta.

Sueño de Buñuel
1- Sueño de Buñuel
Sueño de Dalí
2- Sueño de Dalí

Entonces, bajo estas dos imágenes ¿qué se podría interpretar según lo mencionado? Desde la apuesta de los autores, nada, pues como lo expresa Buñuel en entrevista, solo buscaban causar cierta impresión, que rompiera con los parámetros de la de lógica; causa efecto, principio de no contradicción, etc. todo esto con el fin de mostrar una nueva forma de exponer el arte.

Sin embargo y a pesar de esa postura, las imágenes se pueden interpretar partiendo de la teoría fenomenológica. Esta teoría permite la interpretación del arte desde cada subjetividad; se entiende que el arte sería tal, en la medida en que a cada individuo el objeto estético, le exprese algo que sea entendido desde su propio campo vivencial. No obstante, teniendo ya algo de conocimiento de la apuesta estética del surrealismo, es preciso hacer la interpretación partiendo de esos principios.

Retomando, la interpretación como elemento crítico en contra de la razón. Desde el corto, esta crítica se vería en torno a la moral y a las convenciones. Puesto que desde la razón se ha establecido ciertos comportamientos que se deben ejercer en sociedad que al parecer han resultan disfuncionales.

A groso modo desde el psicoanálisis de Freud, se entiende que el hombre en su estado natural, tiene ciertas tendencias sexuales y agresivas que al reprimirlas o negarlas, en un momento de exaltación, puede resultar más perjudicial tanto para el individuo como para la sociedad. Bajo esta interpretación Un perro andaluz sería un llamado de atención a reconocer el estado irracional o natural del ser humano como salida al exceso de racionalidad infructífero que se ha manifestado en las guerras.
Vemos entonces en las imágenes, un simbolismo propio del psicoanálisis que choca con las convenciones y la moralidad. De manera que en las dos imágenes expuestas, la referida al sueño de Buñuel y la del sueño de Dalí, se encuentran elementos que conllevaba a la interpretación de las imágenes. Según lo dicho, estas develan un estado irracional o inconsciente del hombre, que sirven como discurso crítico social.

En la escena de la nube que rasga la luna, seguida de la cuchilla que igualmente rasga el ojo de la mujer, hay tres elementos simbólicos. El primero la mujer, luego la cuchilla y por último la luna o el ojo. La mujer representa un estado de vulnerabilidad de corte sexista; vemos que no sólo en esta escena la mujer es agredida sino que también tiene un intento de abuso sexual por parte del hombre que ella auxilia de la caída de la bicicleta.

Luego la cuchilla representaría un instrumento que sirve para agredir o discontinuar la visión que representa el ojo. El ojo entonces representa la forma de ver el mundo. De forma que, por un lado se entiende la escena, como un enceguesimiento, y por otro una discontinuidad de la visión. En relación a nuestro enfoque, el surrealismo, en el corto de Buñuel, se entendería como una cuchilla que busca nuevas formas de visualizar el mundo.

Ahora el sueño de Dalí, cargado de representaciones sexuales interiores y naturales al ser humano, nos muestra ese impulso que se va gestando e incrementando al contacto con la mujer. Las hormigas brotan de las manos del hombre como si el interior de éste fuera su refugio. Las hormigas entonces figurarían el instinto sexual y agresivo que el hombre lleva en su interior o en su inconsciente, pues como se ve luego, el hombre que observa salir las hormigas de su mano, intenta seducir y luego abusar de la mujer.

Advirtiendo que quedan muchos elementos sin interpretar, puesto que cada fotografía está cargada de representaciones que constituyen el sentido del corto desde la visión surrealista. Para concluir vemos en las siguientes imágenes, que proyectan el peso que representa la moral. Por consiguiente, con estas, se articularía la interpretación del corto como crítica de las convenciones y excesos de la razón. Veamos las siguientes fotografías.

Surrealismo
3-Escena del piano
Escena del padre
4-Escena del padre

Como vimos, luego que el hombre intenta acceder a la mujer de forma violenta, toma unas cuerdas del piso y al tirar de estas, resulta arrastrando a dos religiosos, interpretados por Buñuel y Dalí, un piano y un burro muerto. En la otra escena esta el mismo hombre, pero ya ha perdido su aspecto malévolo y esta vez es un niño que es reprendido por otro personaje que parece ser su padre.

Tanto la imagen 3 y la imagen 4, están impregnadas de un matiz moral. En la 3, los religiosos representan la institución o educación moral impartida por la religión. En la imagen 4, la educación impartida por la institución familiar representada en el padre. Sin embargo vemos que en las imágenes del cuadro 3, el piano puede representar el peso de la moral religiosa, el burro vendría a figurar las connotaciones de ignorancia en las que se ha caído, debido a este tipo de normas morales. También la escena que se sigue de la imagen 4, hay un rasgo de crítica a la institución familiar, pues como se vio en el corto el padre esta reprendiendo al joven.

De esta forma la moral, vendría ser una especie del género de la razón, que se infunde a través de las instituciones. Esa moral entendida desde el surrealismo de Buñuel, y la crítica a la razón que intentamos interpretar. Se presenta a forma de yugo que somete y cohibe al ser humano.

Para cerrar, la estética del corto nos muestra un estado de incoherencia social desde la forma inconsecuente temporal y lógica en que está elaborado el corto. Igualmente, desde el posible simbolismo hay una incoherencia que representa una crítica a la razón, esto es, a las instituciones que se ven orquestadas por el ejercicio excesivo de la razón, que como se expresó anteriormente han resultado ser disfuncionales en la sociedad. Así el surrealismo de Buñuel, nos muestra los desaciertos sociales, por medio de sus imágenes oníricas que se interpretan también, como un ejercicio que evade el acto calculador del razonamiento.

Referencias

Tomado de la internet, Un perro andaluz http://www.youtube.com/watch?v=DREePfBA_ik. Fecha 05 07 2012.
Documental sobre Buñuel sacado de internet: http://www.youtube.com/watch?v=qi3d03KaVw8. Fecha 05 07 2010.
Entrevista tomada de la internet, block de filosofía de Eugenio Sánchez bravo. Véase: http://www.canela.org.es/cuadernoscanela/canelapdf/cc12calderon.pdf

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.