Reseña: El existencialismo es un humanismo

Tiempo de lectura: 4 minutos

Tabla de Contenidos

Enfoque

En el siguiente texto se hará un análisis hermenéutico sobre el texto de Jean Paul Sartre Titulado El existencialismo es un humanismo, en el cual el autor da a conocer su punto de vista ante las críticas en contra del existencialismo en el marco de los años siguientes a la segunda guerra mundial. En primera estancia se explicara el enfoque hermenéutico usado a través del escrito y seguido mostraremos nuestro marco interpretativo de lo expuesto por Sartre.

Por hermenéutica entendemos el método en el cual se busca interpretar un texto ciñéndose a el significado original del autor, esto trata en entender los conceptos expuestos en el texto como los comprendió el autor.

“El conocimiento desde dentro en el marco del comprender pretende capturar el sentido de la acción manifiesta y no manifiesta desde el autor mismo…” (Universidad nacional de Colombia, Cuadernos de ciencia política, 2004, 13).

La hermenéutica es un método subjetivo por que busca comprender el texto desde dentro de la percepción y conocimiento de la persona que es autor de lo que expone, ya que para este tiene un sentido y una significación en cuanto el posee influencia de el tema que abarca

“El objeto de estudio es el hombre mismo, el mundo social y como tal, es interior, es decir, se trata de estudia un fenómeno que tiene sentido y significado para su autor por esta razón se busca comprender y no explicar” (Universidad nacional de Colombia, 2004, 13).

Agregamos también en este análisis, el aporte que introduce otros autores al método de investigación hermenéutico en el que las preguntas presentadas de la lectura del texto, serán contestadas por el mismo en este sentido esto es un sistema de pregunta respuesta “… pero ahora acompañada de los anteriores elementos: historicidad, subjetividad, e incluso autores como Gadamer y Ricoeur la enriquecerán con métodos dialécticos (pregunta-respuesta, explicación-comprensión)” (Universidad nacional de Colombia, 2004, 13).

La exposición hecha por Sartre, es una respuesta a la crítica en la que estaba sujeta la corriente existencialista en aquella época, ya que esta estaba pensada como una filosofía de la no acción, burguesa y subjetivamente pesimista.

Cuando Sartre habla de la crítica al subjetivismo hecha por los que él denomina como cristianos, nos dice que ellos acusan al existencialismo como inmoral en cuanto niega la realidad de los actos humanos, así conduciéndolo a un sentido en el que “todo está permitido”, en cuanto que la subjetividad no permite que nadie sea juzgado.

Al iniciar la lectura surge la pregunta sobre que es el existencialismo, Sartre abarca esta cuestión definiendo al existencialismo como una doctrina para técnicos y filósofos, dividiéndola en dos: Existencialismo ateo y Existencialismo cristiano, al hacer esta distinción entiende que para el existencialismo cristiano la esencia precede la existencia, mientras que para el existencialismo ateo es de forma inversa.

Para explicar estos conceptos Sartre utiliza una analogía en la que el artesano es creador por que tiene el concepto de lo que quiere crear, sabe su utilidad y a través de este concepto construye. Así Dios es el artesano; “… y Dios produce al hombre siguiendo técnicas y una concepción, exactamente como el artesano fabrica un cortapapel siguiendo una definición y una técnica” (Sartre, 1975, 16).

Esta visión del asunto está relacionada con una visión universal del hombre, en donde existe una naturaleza humana por la cual se puede definir a todos los hombres por igual. De otra forma, el existencialismo ateo observa que si se saca a Dios del problema, entonces el hombre es un ente cuya existencia precede su esencia; no hay un concepto preconcebido antes de la existencia.

“Significa que el hombre empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo, y que después se define” (Sartre, 1975, 17).

Sartre se define como un existencialista ateo y a partir de esto introduce la idea de que el hombre se define por si mismo atreves de las acciones que realiza en cuanto existe, por esto el existencialismo ateo es subjetivo, porque cada hombre se define a sí mismo y en cuanto a esto el hombre es libre, esta libertad le da responsabilidad por sus acciones, pero en este sentido también es responsable de todos los hombres porque con sus acciones compromete a toda la humanidad en cuanto a como este se determine también determinara a la humanidad.

“Y si quiero –hecho más individual- casarme, tener hijos, aun si mi casamiento depende únicamente de mi situación o de mi pasión o de mi deseo, con esto no me encamino yo solamente, si no que encamino a la humanidad en el camino de la monogamia…” (Sartre, 1975, 21)

En el sentido contemporáneo de moral que son los principios y normas que establece la convivencia con el entorno y limitan su libertad, Sartre nos muestra a través del ejemplo de el muchacho que tiene el dilema de irse a pelear en la guerra o quedarse a cuidar a su madre, que la moral no puede ser establecida a priori, dado que ninguna norma moral, como la cristiana, aplicaba este dilema.

Siguiendo a la interpretación de este texto, entendemos que el humanismo está dividido en dos puntos de vista, el primero ve al hombre como un fin en sí mismo y le da un valor superior, esto lo apoya Sartre porque no ve al hombre como un fin, dado que siempre se está realizando y también le quita la posibilidad de idolatrar a la humanidad, también ve que es importante que el hombre se proyecte mas allá de su propia humanidad.

Conclusión

En conclusión Sartre responde a las criticas ya mencionadas planteando que el subjetivismo no implica una no acción dado que el hombre se proyecta tratando de definirse, la no acción no es consecuencia del existencialismo si no de mentirse a sí mismo. De la misma forma también responde a la crítica que el existencialismo es una filosofía pesimista, dándole la libertad con la cual puede labrarse su esencia. En este sentido el existencialismo es un humanismo porque él entiende que el hombre está continuamente fuera de sí mismo pero realizando acciones en cuanto existe y en cuanto a esto, sus acciones lo definen y también afectan a toda la humanidad.

Referencias

Universidad nacional de Colombia, (2004). Cuadernos de ciencia política, Bogota.
Sartre, Jean Paul, (1975), El existencialismo es un humanismo, Buenos Aires, Ed. Sur.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.