La Figura de: El Espectador Complice

Tiempo de lectura: 1 minuto

Notas de lectura: LA FIGURA DE: EL ESPECTADOR CÓMPLICE

Ser espectador es ser partícipe de los actos los cuáles se están llevando a cabo, esta es siempre una situación reflectante de los hechos, ya que los hechos se están desarrollando para que el espectador los aprecie o los disfrute, pero está en el espectador según la situación llevar a cabo una acción que determine el rumbo de los actos en desarrollo.

Es el entenderse cómo espectador la posición de lograr un compromiso con su moral y adoptar una forma de acción en la cual no esa permisivo con los actos que atentan contra la moral.

Sí el espectador permite que el daño prosiga, no estará sino viendo su reflejo en un espejo de actos a los cuáles sin llevar a tomar acción muy posiblemente conjurando la situación y el momento podría llegar a cometer, ser permisivo con los actos de daño es demostrar un muy bajo nivel de de moral tanto propio cómo de su entorno.

Y bien caben esas preguntas al final del texto, pero deberíamos incluir algunas otras cómo:

¿Cual es la magnitud del reflejo al espectador del hecho para llegar a tomar acción?

Hay muchas maneras de salvaguardar la conciencia frente a los hechos en los que somos espectadores, pero en la situación en la que se mueve el mundo, no se sabe que pensar y a veces es que para sentirnos felices estamos omitiendo cosas tan básicas cómo ver una pelea en la calle o pasar de largo cuando alguien pide limosna. No queremos ser ese tipo de espectadores, pero es a la que nos arrastra el mundo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.